minientrada Cómo evitar somatizar las emociones

MujeraDiario

  Así como cualquier alteración en nuestro estado físico provoca cambios emocionales, nuestra forma de pensar y de sentir también influye y es capaz de producir trastornos y disfunciones en nuestro organismo.

  Unas veces, porque no somos capaces de expresar nuestras emociones; otras, porque no podemos afrontar situaciones muy estresantes, como la muerte de un ser querido, un embarazo no deseado o un divorcio.

  Los trastornos psicosomáticos son síntomas o enfermedades de naturaleza psicológica, que no obedecen a ninguna causa fisiológica, y pueden desencadenar problemas tales como tos, prurito, alopecia por estrés, acné, eczema, parálisis faciales, vómitos, colon irritable, lumbalgia, migraña, trastornos gastrointestinales, infertilidad, dificultad respiratoria o infarto, por citar solo algunos.

  Si estos síntomas persisten en el tiempo, pueden llegar a limitar la vida laboral, familiar, social y personal.

  Los trastornos psicosomáticos se clasifican en tres grupos:

1- Trastornos psicosomáticos secundarios

  Se originan por una depresión o crisis de ansiedad.

MujeraDiario

  En estos suelen aparecer pérdida de peso, insomnio, dolores musculares, dolores de cabeza, ardor de estómago, vértigos, disnea, palpitaciones o desmayos.

2- Trastornos psicosomáticos somatoformes

MujeraDiario

  En este tipo de trastornos puede aparecer una obsesión por los defectos físicos (el tamaño de los pechos, la forma de la nariz, etc.), hipocondría o la aparición de síntomas, molestias o dolores sin causa biológica que los justifique.

3- Trastornos psicosomáticos facticios

MujeraDiario

 Pueden ser trastornos fingidos, aunque son también propios de personalidades masoquistas y autodestructivas que buscan deliberadamente producirse daño o lesiones.

¿Cómo podemos evitar somatizar las emociones?

MujeraDiario

  • Trata de afrontar de forma optimista los sucesos que ocurren a tu alrededor.
  • Expresa tus emociones y no te las guardes para ti.
  • Intenta mantener la tranquilidad y no te impacientes con las cosas.
  • Descansa. No te impliques en exceso en tu trabajo ni quieras estar hiperactiva todo el día.
  • Cuando tengas sentimientos de agresividad, deja todo lo que estés haciendo y relájate. Puede que sea el momento oportuno de tomarte unas vacaciones. Este estado es un factor de riesgo para padecer determinadas cardiopatías así que piensa si tu salud lo vale.
  • Las técnicas de relajación son muy recomendables en estos casos.
  • Evita si es posible los psicofármacos, que son muy adictivos, y recurre a la psicoterapia y a técnicas de modificación de conducta, ya que son en estos casos factores psicológicos los que desencadenan los síntomas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s